Red Comunitaria Parque Central

El Administrador del Condominio, reflexiones.

Hola José Francisco.

He leído con especial interés el volante que me suplieras denominado Denuncia Pública. Al respecto podría hacer varias observaciones pero… consumado el hecho no vale la pena. Lo importante es que circuló, hizo ruido y posiblemente obligará al destinatario a responder. A tal efecto, pienso que no se la debe dejar al garete porque perdería su fuerza inicial hasta disiparse. Hay que insistir incansablemente, no dejarla sucumbir.

 Hay un punto sobre el cual creo haber conversado contigo varias a veces y que por su profundidad deberíamos dejar constancia por escrito con el propósito de hacerlo de publicitarlo. Se trata de la administración del condominio y del manejo de su terminología.

 Como tú bien sabes (la mayoría no) la Ley de PH la da a la Administración especial tratamiento de modo de que ésta nunca falte. En este sentido establece que la representación legítima de la comunidad de propietarios (o como se llame) una vez integrada, en la primera reunión ordinaria deberá designar al Administrador del Condominio (Art. 52° numeral 8° D/Cond.). Cuando éste no exista por falta de designación oportuna, uno o más propietarios podrán  recurrir a un Juez  de Departamento o de Distrito (o como se llame) de la jurisdicción del Inmueble para que lo invista. (Art. 19°)

 Así mismo, cuando el Administrador designado o sí éste no actúa, cualquiera de los propietarios podrá  “ejecutar  por sí solo los actos de conservación y administración que sean de urgente necesidad y tendrá derecho de requerir de los demás el pago proporcional de los desembolsos hechos mediante las justificaciones pertinentes”. (Art. 21°)

 El Administrador designado podrá ser revocado o destituido, bien sea que preste su servicio por mandato de la ley, bien por mandato convencional y/o por designación de un Juez; porque “no hay pacto posible de inamovilidad o irrevocabilidad…el mandato legal o convencional siempre  es revocable y temporal en su esencia…”

 ¿A qué se refiere el mandato legal? Se refiere a aquellas funciones ordinarias y exclusivas señaladas en la Ley (Art. 20) que deben ser cumplidas por el Administrador; aquellas mínimas destinadas a la ejecución de actos de ordinaria administración que respondan a una gestión favorable y provechosa. En general, el conservar y vigilar con diligencia, pericia  y esmero las cosas comunes.

 El incumplimiento y violación de las obligaciones atribuidas al Administrador designado dará lugar a su destitución, “sin perjuicio de las acciones civiles y penales a que haya lugar” (Parágrafo Único  Art. 20°)

 El de mandato convencional, expreso o especial, es una convención formal y reguladora de la función administrativa consentida por la Asamblea de Propietarios que permite al Administrador efectuar actos omitidos en la ley o que puedan ser considerados distintos a los en esta señalados. Limitaciones cuya finalidad es la de prevenir arbitrariedades y desbordamientos en la gestión administrativa. (Art. 20°)

 El Administrador designado por la Asamblea General de Propietarios (Art. 20), en cualquiera de las formalidades arriba mencionadas, asume y ejercerá sus funciones y responsabilidades bajo las normas del mandato. (Art. 19)

 Pero… ¿por qué todo esto? Bueno, por lo que está ocurriendo: la atrevida incompetencia, ignorancia e incapacidad administrativa de la Inmobiliaria IPC y el Centro Simón Bolívar, el desmadre, Eustacio Veloz, que nos coloca en desesperada situación, a la defensiva o a perecer. Ahora, o le entregamos a estos ineptos Parque Central para su final y  definitiva destrucción o los enfrentemos con la Ley y estas son las reglas del juego.

 Creo amigo mío que si “éstos” continúan “invitándonos”, convocándonos, arreándonos como ganado para el matadero, burlando estas las reglas del juego, no alcanzaremos desprendernos del despojo. Si vamos a concertar para resolver, es indispensable que las partes se acrediten legalmente, los propietarios titulares y el administrador como  designado por la Asamblea o por un Juez. Si este último no muestra su formal designación no es parte posible, no causa efectos. Así de sencillo. Hay que provocar, para conciliar y alcanzar la legitimidad que reclama el caso, el que la administración se sujete a estos preceptos. Lo demás es pérdida de tiempo…

 Es increíble, irrazonable, ilógico, impertinente y hasta idiota perder tiempo en discurrir con alguien que arbitrariamente nos ha despojado nuestros derechos e intereses; o somos unos estúpidos oligofrénicos o estamos a punto de desaparecer

 Henrique

Anuncios

18 diciembre 2009 - Posted by | Propietarios y/o Residentes | , , , ,

1 comentario »

  1. Felicitaciones por este espacio informativo comunitario. Saludos.
    Elias

    Comentario por Elias Santana | 28 diciembre 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: